Dolor crónico

El dolor crónico y la depresión hace que aumente el riesgo de suicidio (Barkin, 2011; Calandre et al, 2011). El tratamiento del dolor crónico es complejo ya que las relaciones entre depresión y dolor son estrechas. Comparten vías neuronales y neurotransmisores a nivel del SNC y sus alteraciones repercuten tanto en la esfera afectiva como en la sintomatología músculo-esquelética dolorosa (Martínez F, 2005:24-31). El dolor no sólo se relaciona con enfermedad física sino también con fenómenos mentales, incluyendo depresión, ansiedad y somatización. Por ello es útil valorar al paciente de dolor crónico desde una perspectiva «biopsicosocial» (Català y Aliaga, 2003:27-34).  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *